top of page

OPORTUNIDADES Y DESAFÍOS DE LA INDUSTRIA 4.0

Actualizado: 5 nov 2021

Comparación entre los Países Desarrollados y los Países en Desarrollo




Autor: Prof. Daniela Galatro

PhD Ing. Mecánico (Candidata) | Universidad de Toronto

Magister en Ing. Mecánica | UNEXPO

Ingeniero Químico | UNEXPO



 

La cuarta revolución industrial o Industria 4.0


La cuarta revolución industrial o Industria 4.0 es la cuarta etapa de la evolución técnico-económica de la humanidad. Dicha etapa comenzó recientemente, y se proyecta su completo desarrollo e implementación hacia la tercera década del presente siglo.


El elemento central de esta revolución es la inteligencia artificial, la cual se encuentra asociada con la acumulación de cantidades masivas de datos, el uso de algoritmos de aprendizaje de máquina para el procesamiento de dicha data, y la interconexión de sistemas y dispositivos digitales.



Las Fábricas Inteligentes


El objetivo de la Industria 4.0 es la puesta en marcha de las llamadas “fábricas inteligentes”, las cuales operarían de manera más eficiente, con una capacidad de adaptarse rápidamente a diferentes variaciones en los procesos de producción.

La Industria 4.0 ha sido ampliamente promovida en los países desarrollados; países como Alemania, quien promueve a través de sus políticas de gobierno, la revolución digital de sus industrias; Francia, a través de sociedades como Oracle y Astrium; Estados Unidos, a través del proyecto “Smart Manufacturing Leadership Coalition” e iniciativas privadas lideradas por corporaciones como General Electric.



Los principales desafíos de la Industria 4.0


Los principales desafíos de la Industria 4.0 en general, pueden clasificarse como retos educaciones, económicos y sociales. Para la concreción de este proyecto global, se requiere de una infraestructura educativa acorde, dirigida a enseñar verticalmente, desde las escuelas primeras hasta la educación superior, de manera de satisfacer las necesidades del mercado laboral.


Además, se requiere contar con una plataforma de enseñanza y pensamiento que se enfoque hacia el pensamiento crítico y la pragmática resolución de problemas, generándose así las competencias adecuadas para dicho mercado laboral. A nivel económico, se requieren de modelos de negocio adaptables y una elevada inversión para implementar este concepto.


A nivel social, se estima que la automatización de procesos cause una perdida considerable del empleo, especialmente para obreros y trabajadores, si sus competencias no son actualizadas, respetivamente. Finalmente, el manejo de datos requiere una infraestructura “blindada” que garantice la privacidad de los usuarios. La amenaza a la estabilidad laboral y la violación de la privacidad, constituyen dos factores determinantes que han suscitado resistencia a la formación de la Industria 4.0.



Diferencias entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo


El proceso de formación de la Industria 4.0 difiere notablemente entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo. Un análisis comparativo de la formación de Industria 4.0 en cuatro países en vías de desarrollo (Sudáfrica, China, India y Brasil) [1] revela los siguientes valores en torno a indicadores de formación (data del año 2017):


Tabla 1. Monitoreo del proceso de formación de Industria 4.0 en países en desarrollo.[1]



En la Tabla 1 se observa que los países en desarrollo no han iniciado aún, y muy probablemente no iniciarán en un futuro próximo, la formación de la Industria 4.0. El nivel de digitalización de la sociedad en los países en vías de desarrollo es considerablemente menor al de los países desarrollados.

De hecho, como política de estado, Industria 4.0 no ha sido mencionada en ninguna normativa o documento legal en los países en vías de desarrollo. Finalmente, el volumen de inversión en creación de tecnologías asociadas a la Industria 4.0 en dichos países es evidentemente no satisfactorio.

El análisis comparativo de la formación de Industria 4.0 entre los países desarrollados y países en vías de desarrollo revela los siguientes hallazgos [1]:


Tabla 2. Análisis comparativo del proceso de formación de Industria 4.0 entre países desarrollados y países en vías de desarrollo.[1]



Los hallazgos resumidos en la Tabla 2 nos permiten concluir que efectivamente, existen factores decisivos que diferencian notablemente el proceso de formación de Industria 4.0 en los países desarrollados y los países en vías de desarrollo. La discrepancia entre ambos grupos de países estriba en las marcadas diferencias en cuanto al panorama económico y al desigual acceso a la tecnología.


Existen numerosos factores que previenen a los países en desarrollo de adoptar Industria 4.0; pero indudablemente, el factor más decisivo es la ausencia de una estrategia digital de la mano de la escasez de recursos [2]. En otras palabras, los gobiernos de dichos países no cuentan con mapas de ruta estratégicos o con los recursos necesarios para preparar al capital humano para Industria 4.0.


Otro factor decisivo para la formación de Industria 4.0 en estos países es la fuerza laboral, la cual no se encuentra capacitada para llevar a cabo los cambios necesarios que conlleven a la implementación de la infraestructura requerida para esta revolución.

La fuerza laboral actual, además, se resiste a las nuevas tecnologías en los sistemas de producción, ya que “amenazan” el empleo al proveer soluciones eficientes y de bajo costo para la operación de las plantas.

Finalmente, se puede concluir que la escasez de recursos financieros es determinante para la adopción de cualquier estrategia que conlleve a cristalizar Industria 4.0; los países en vías de desarrollo no cuentan con infraestructura digital adecuada para esta transformación, ni con estrategias para el manejo efectivo de la data, incluyendo seguridad y manejo privado de datos.


¿Cómo minimizar la brecha entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo?


A nivel industrial y gubernamental, la brecha entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo puede minimizarse si Industria 4.0 se enfoca hacia [2]:

i) Incrementar el rendimiento de los procesos de producción, y disminuir la generación de desechos y fallas.

ii) Incrementar el número de empleos a través de un incremento de la producción, lo cual implica emplear a más personas calificadas, y entrenar a más personas para ocupar los nuevos puestos de trabajo.

iii) Los dos aspectos anteriores permitirán eventualmente ubicar a la empresa en un contexto global competitivo: una visión globalizada es importante para internalizar el concepto de Industria 4.0.

iv) Promover la innovación: las limitaciones económicas, de recursos y mano de obra, pueden desencadenar procesos efectivos que incentiven la motivación en la fuerza laboral, para buscar soluciones innovadoras orientadas a incrementar la producción, disminuir los desechos, mejorar las prácticas para disponer de dichos desechos, entre otros.

v) Cooperación global entre países desarrollados y países en vías de desarrollo, para cooperación tecnológica y formación de capital humano.



A nivel educacional, la formación de profesionales de la enseñanza con conocimiento en manejo de datos e inteligencia artificial es determinante para la transmisión del conocimiento a nivel de escuelas y universidades.

Pese a las innumerables ventajas que el proyecto Industria 4.0 ofrece a nuestro mundo globalizado, existen diferencias considerables entre los países desarrollados, los cuales cuentan con un plan estratégico para su implementación y una cantidad considerable de recursos económicos y humanos; y los países en vías de desarrollo, cuya ruta para la formación de Industria 4.0 es incipiente, y en la mayoría de los casos inexistente.

Estudios semi-cualitativos demuestran que esta brecha entre países crearía un retraso significativo en el cronograma de formación de Industria 4.0. Sin embargo, los gobiernos e industrias pueden eventualmente contribuir a cerrar esta brecha a través de una serie de acciones orientadas fundamentalmente a la creación de empleos e impulso a la innovación. Además, es necesario contar con un sistema de cooperación global tecnológica y formación de capital humano entre países, y así garantizar una transición favorable hacia Industria 4.0.


Referencias


[1] Bogoviz, A. and Osipov, V. Comparative analysis of formation of Industry 4.0 in developed and developing countries. Industry 4.0: Industrial Revolution of the 21st Century. Studies in Systems, Decision and Control, vol 169. Springer, Cham. https://doi.org/10.1007/978-3-319-94310-7_15


[2] Roodt, J.H. and Koen, H. A review of hurdles to adopting Industry 4.0 in developing countries. 30th Annual INCOSE International Symposium, July 2020.


 

Cursos Dictados por Daniela Galatro:


Comments


bottom of page